Inauguran invernadero de plantas sanas de cítricos en Nicaragua

En el marco del proyecto HLB OIRSA-Taiwán ICDF se inauguró oficialmente un nuevo invernadero para la  multiplicación de yemas y producción de plantas sanas de cítricos.

Un invernadero con capacidad para producir anualmente 70,000 yemas de cítricos sanos para viveristas certificados y 50,000 plantas comerciales de cítricos fue inaugurado el 17 de agosto de 2016. Esta es nueva infraestructura que se realiza como parte del proyecto HLB, administrado por el OIRSA con el financiamiento del Fondo Internacional para la Cooperación y el Desarrollo de Taiwán (ICDF). 

La mesa de honor del acto inaugural estuvo conformada por el rector de la Universidad Nacional Agraria (UNA), Telémaco Talavera; el director ejecutivo del Instituto de Protección y Sanidad Agropecuaria (IPSA), Ricardo Somarriba; el director ejecutivo del OIRSA, Efraín Medina; el representante del Organismo en Nicaragua, Juan Velásquez; y el consejero de la embajada de Taiwán, Geovanny Yeh.

“El proyecto HLB es una iniciativa orientada no solo a la profesionalización de las capacidades técnicas de los citricultores y viveristas, sino también a una importante tarea de producción y orientación de estrategias de control del HLB, bajo un enfoque regional”, precisó Medina Guerra.

El invernadero posee área de oficina, bodega, una galera, sistema de riego atomizado, y personal técnico altamente calificado. Se proyecta que en el invernadero se producirán plantas comerciales de cítricos que vendrán a sustituir a las eliminadas en campo por HLB o serán sembradas  en nuevas parcelas de cítricos. Las yemas y plantas que se produzcan en el invernadero serán de alta productividad y libre de enfermedades. Además, se tomaran las medidas de bioseguridad necesarias para asegurar que las plantas son libres de HLB u otros patógenos.

La enfermedad en los cítricos Huanglongbing (HLB) es la más devastadora en el mundo, dado que no tiene cura y no existen plantas resistentes o tolerantes para esta bacteria. El HLB se encuentra presente en Nicaragua desde el año 2010. Por lo tanto, el HLB es una seria amenaza para la industria citrícola de Nicaragua la cual representa una área de alrededor de 21,000 hectáreas.

En Nicaragua, a través del Proyecto HLB OIRSA Taiwán ICDF, se han capacitado a la fecha a más de 600 citricultores y viveristas. Asimismo, con este proyecto se ha fortalecido las técnicas de detección y diagnóstico del HLB mediante pruebas rápidas del Kit Yodo-Almidón, del cual se han puesto a disposición más de 10,000 pruebas de campo para citricultores.