OIRSA recomienda fortalecer medidas de bioseguridad en México, Centroamérica y República Dominicana por alerta máxima de OMS por gripe aviar

El Salvador, 25 de enero de 2017. El Organismo Internacional Regional de Sanidad Agropecuaria (OIRSA) realizó una serie de recomendaciones a los avicultores de los Estados miembros (México, Belize, Guatemala, El Salvador, Honduras, Nicaragua, Costa Rica, Panamá y República Dominicana), como parte de la prevención en granjas avícolas y explotaciones familiares ante el estado de alerta máxima de la Organización Mundial de la Salud (OMS) por la rápida propagación de brotes de influenza aviar en otras partes del mundo y su posible desplazamiento a la región.

Entre las principales recomendaciones realizada por la dirección regional de Salud Animal del OIRSA se requiere mantener y fortalecer las medidas de bioseguridad posibles para prevenir que cualquier enfermedad ingrese a la explotación. Además, evitar el ingreso de animales de países, áreas y empresas que estén afectadas con influenza aviar. La Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE) ha reportado casos de la enfermedad en África, Asia, Europa y Oceanía; en el periodo de julio a diciembre 2016. Desde el pasado mes de septiembre, la OMS ha contabilizado, además de los ya mencionados informes, casos en Chile, que resultaron ser de infl­uenza aviar de baja patogenicidad.

El OIRSA también advierte a los avicultores comerciales que, si se observan aves enfermas o muertas sobre los valores normales esperados, deben comunicarlo de forma inmediata a las autoridades sanitarias. Asimismo, se recuerda que las vacunas para la prevención de infl­uenza Aviar disponibles en la región son específicas para las cepas presentes en los países infectados. No se debe tratar de utilizar estas u otras vacunas para intentar proteger las aves ante dicha emergencia, lo anterior conllevaría un riesgo sanitario y tener consecuencias para el comercio regional de productos y subproductos.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) emitió un comunicado el pasado 23 de enero de 2017 indicando estado de alerta máxima ante la rápida propagación de brotes de infl­uenza Aviar. Lo anterior subraya la preocupación de esta organización por la posibilidad del aparecimiento de una pandemia de infl­uenza que pueda afectar a las personas.

La infl­uenza aviar es una enfermedad que puede matar el 99% de las aves infectadas, y afecta a mamíferos como el cerdo, el equino y al ser humano. Ante la alerta de la OMS y la eventualidad de un desplazamiento del virus de otros continentes o regiones a la región del OIRSA, el Organismo dará seguimiento a las informaciones diarias de la OMS para alertar a los productores de animales a fin de fortalecer sus medidas de prevención. En los nueve países que conforman el OIRSA se contabilizan alrededor de 600 millones de aves de corral, según datos oficiales.