Guatemala se autodeclara libre de la enfermedad de Newcastle

Se determinó ausencia de la enfermedad cumpliendo con las normas nacionales e internacionales. OIRSA apoya autodeclaratoria con recursos técnicos y financieros. 

Miércoles, 20 de febrero de 2019. Guatemala fue autodeclarado como un país libre de la enfermedad del Newcastle Velogénico Viscerotrópico. Un logro alcanzado con base al convenio de cooperación entre el Ministerio de Agricultura, Ganadería y Alimentación (MAGA), la Asociación Nacional de Avicultores de Guatemala (ANAVI) y el OIRSA. El acto de autodeclaratoria se realizó el 20 de febrero de 2019 en la ciudad de Guatemala.

El ministro de Agricultura, Ganadería y Alimentación de Guatemala, Mario Méndez; el director ejecutivo del OIRSA, Efraín Medina; el viceministro de Sanidad Agropecuaria y Regulaciones, Byron Acevedo; y la presidenta de la Junta Directiva de la ANAVI, María del Rosario Penedo de Falla; estuvieron en la mesa de honor de la actividad.

Durante el acto oficial se destacó el trabajo en el marco del Programa Nacional de Sanidad Avícola (PROSA) que busca prevenir, controlar y erradicar enfermedades aviares. El Newcastle Velógenico Viscerotrópico afecta el sistema digestivo, respiratorio, circulatorio y nervioso de las aves. La autodeclaratoria se establece mediante la efectiva ejecución de procedimientos, estrategias y técnicas operativas para evitar la diseminación del virus en granjas tecnificadas, semitecnificadas y aves de traspatio a nivel nacional.

Estas acciones realizadas incluyeron monitoreos serológicos, diagnósticos de laboratorio, vigilancia, seguimiento epidemiológico, evaluación de bioseguridad, emisión de permisos para la importación de productos avícolas y sus derivados, controles biológicos y campañas de vacunación.

Con esta autodeclaratoria, se da cumplimiento a las políticas de protección del patrimonio avícola nacional que asciende a 83 millones de aves, de las cuales el 46% son de traspatio, 12% de postura comercial, 3% son aves reproductoras y 39% destinadas para engorde. El ministro Méndez Montenegro sostuvo que “con este estatus sanitario, la industria avícola guatemalteca abrirá nuevos mercados para la exportación, generará más divisas y  se fortalecerá la seguridad alimentaria y nutricional de la población”.