OIRSA coordina mesa de Variables Climáticas y Sanidad Agropecuaria, mayo a julio 2020

El OIRSA participó en el 61º Foro del Clima de América Central y el 40º Foro de Aplicaciones Climáticas a la Seguridad Alimentaria y Nutricional que se realizaron en modalidad virtual debido a emergencia mundial por el COVID-19.  

Lunes, 4 de mayo de 2020. El OIRSA coordinó la mesa de Variables Climáticas y Sanidad Agropecuaria durante el 40º Foro de Aplicaciones Climáticas a la Seguridad Alimentaria y Nutricional, en base al pronóstico de mayo a julio de 2020. La actividad se desarrolló en modalidad virtual, el 23 de abril del 2020. El director ejecutivo del OIRSA, Efraín Medina, y el director técnico del Organismo, Octavio Carranza, presidieron la mesa en el que se analizaron las plagas y enfermedades que pueden afectar a cultivos y animales en base al pronóstico trimestral.

Medina también participó en la inauguración del 61º Foro del Clima de América Central junto al secretario general del Sistema de la Integración Centroamericana (SICA), Vinicio Cerezo; la secretaria ejecutiva del Comité Regional de Recursos Hidráulicos (CRRH), Berta Olmedo; la directora general del Proyecto de Integración y Desarrollo de Mesoamérica de la Agencia Mexicana de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AMEXCID), Alejandra Icela; la directora del Programa de Sistemas de Información para la Resiliencia (PROGRESAN-SICA), Patricia Palma; y el presidente Pro Témpore del CRRH, Jamilh Nasser.

Los servicios meteorológicos de México y Centroamérica pronosticaron que hay un 65% de probabilidad que prevalezca la fase neutra del fenómeno de El Niño durante el trimestre y se proyecta lluvias dentro del promedio histórico en la mayoría de la región, exceptuando Belize, que presentará un déficit de precipitaciones, y el Pacífico de Costa Rica, Panamá y el sur de Honduras, donde se esperan lluvias arriba de lo normal.

En ese sentido, los principales riesgos en Salud Animal están asociados a que el inicio de las lluvias favorece el desarrollo de parásitos y aumenta la proliferación de vectores como moscas. Es necesario proceder a la vacunación de todos los animales, principalmente contra la rabia paralítica bovina en regiones donde se presenta. Además, deben aplicarse complejos vitamínicos para la recuperación del animal posterior a la estación seca.

En Sanidad Vegetal, los principales riesgos están asociados al aumento de la temperatura. Esto constituye un factor para el incremento de las poblaciones de insectos, hongos y bacterias que afectan a las plantas cuando la humedad relativa incrementa por las lluvias. Es importante la vigilancia de la langosta voladora; el “salivazo” en caña; marchitez vascular y sigatoka en banano; roya y broca en café; moscas de la fruta para papaya; HLB en cítricos; entre otras.