OIRSA participa en 1º Congreso Internacional de Sanidad Vegetal en Guatemala

En el marco del Año Internacional de la Sanidad Vegetal, autoridades nacionales, organismos internacionales y la academia indicaron la necesidad del uso de tecnología e innovación para la sanidad vegetal de los cultivos. 

Martes, 3 de noviembre de 2020. El Ministerio de Agricultura, Ganadería y Alimentación (MAGA), el OIRSA, el Colegio de Ingenieros Agrónomos de Guatemala (CIAG), la FAO y la Universidad de San Carlos de Guatemala (USAC) fueron parte del 1º Congreso Internacional de Sanidad Vegetal y el XIV Nacional de Tecnología e Innovación en Protección Vegetal, Cambio Climático y Cadenas de Valor post COVID 19. Una actividad que se desarrolló, en modalidad virtual, de 14 al 16 de octubre del 2020, y en el que participaron ingenieros agrónomos, productores agrícolas, empresarios y otros representantes del sector agropecuario.

En la inauguración del Congreso, el ministro de Agricultura, Ganadería y Alimentación, José Ángel López, se refirió a que en Guatemala se realizan varias acciones para prevenir enfermedades y plagas que afecten sus vegetales. Una de ellas es el combate a la langosta voladora centroamericana, que amenazaba a los cultivos en los departamentos de Petén, Jutiapa y Retalhuleu.

Además, el ministro destacó que, recientemente, se publicó, en el Diario Oficial, el decreto 7-2020 sobre la Ley de Protección para el cultivo de plátano y banano en la República de Guatemala y su reglamento. Con esta acción, el MAGA protege a 120 mil pequeños y grandes productores de banano y 1 mil 500 productores de plátano, ante la amenaza del Fusarium Raza Tropical 4. El primer congreso Internacional de Sanidad Vegetal se enfocó en tres ejes temáticos: tecnología e innovación para la protección vegetal, cambio climático y cadenas de valor post COVID 19.

Según el CIAG, la pandemia del COVID 19 está afectando, en diferentes grados, a las poblaciones y la actividad económica, por ello, durante el congreso se hizo referencia a este grave problema, cómo afecta a la producción agrícola y, también, el surgimiento de nuevas oportunidades. Por su parte, el director ejecutivo del OIRSA, Efraín Medina, destacó que la variabilidad climática aumenta la incidencia y severidad de las plagas transfronterizas -emergentes y reemergentes- que afectan las cosechas de los agricultores de toda la región.

“Por ello, enmarcados en los Objetivos de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas 2015-2030, todos los actores de la sociedad deben desarrollar alianzas para contribuir a reducir la pobreza, mejorar la seguridad alimentaria, y un mejor equilibrio en los ecosistemas naturales”, enfatizó Medina.