OIRSA coordina mesa de Variables Climáticas y Sanidad Agropecuaria en 43 Foro de Aplicaciones

En modalidad virtual, se analizaron riesgos que, en función de la perspectiva climática, se pueden tener en la Sanidad Agropecuaria e Inocuidad, brindando recomendaciones en términos de prevención, manejo y adaptación.

Martes, 27 de abril de 2021. El OIRSA coordinó la mesa de Variables Climáticas y Sanidad Agropecuaria durante el 43º Foro de Aplicaciones Climáticas a la Seguridad Alimentaria y Nutricional, en base al pronóstico de mayo a julio de 2021, derivado del 64º Foro del Clima. La actividad se desarrolló en modalidad virtual, del 14 al 16 de abril del 2021. El director ejecutivo del OIRSA, Efraín Medina, presidió el acto inaugural del foro, en donde resaltó los aportes a la prevención y control de plagas y enfermedades agropecuarias del espacio.

Medina participó en la inauguración del 64º Foro junto a la secretaria ejecutiva del Comité Regional de Recursos Hidráulicos (CRRH), Berta Olmedo; el secretario general del Sistema de la Integración Centroamericana (SICA), Vinicio Cerezo, entre otros. Los servicios meteorológicos de Centroamérica pronosticaron que hay un 80% de probabilidad que, durante el periodo de mayo a julio, El Niño- Oscilación del Sur (ENOS) se mantenga en una fase neutra. Durante el trimestre se proyectan lluvias arriba de lo normal para la franja transversal del norte de Guatemala; la zona norte de Honduras; y la costa Pacífica de Costa Rica y Panamá. Mientras que se pronostican bajas precipitaciones en el norte de Nicaragua, centro de Honduras, la costa de Belize y sur de República Dominicana.

En ese sentido, los riesgos en Salud Animal se vinculan a la saturación de los suelos por el incremento de precipitaciones. Esto aumenta la proliferación de parásitos y vectores de enfermedades. Para bovinos, ovinos y caprinos, los principales riesgos son enfermedades del tipo clostridial, gastroinstestinales, leptospirosis y estomatitis vesicular. En porcinos se debe vigilar diarreas y enfermedades respiratorias y de la piel. En aves se debe prestar atención a infecciones respiratorias como Newcastle, influenza, coriza y laringotraqueitis.

Mientras que, en Sanidad Vegetal, como consecuencia de un período seco y caluroso y su cambio a una temporada con exceso de precipitación, es de esperarse el incremento de hongos y bacterias, así como de algunas especies de insectos. En este caso, el principal riesgo lo constituye el incremento de poblaciones de langosta voladora (Schistocerca piceifrons piceifrons), por lo que es fundamental el refuerzo de las actividades de vigilancia. Son relevantes también las poblaciones de moscas de la fruta, pulgón amarillo del sorgo, chinche salivosa de los pastos y el vector del HLB Diaphorina citri.