OIRSA coordina mesa de Variables Climáticas y Sanidad Agropecuaria en 44º Foro de Aplicaciones

Se generó información estratégica para la prevención y manejo de plagas y enfermedades emergentes, así como la adaptación agrícola y pecuaria a la variabilidad climática.

Miércoles, 28 de julio de 2021. El director ejecutivo del OIRSA, Efraín Medina, presidió la mesa de Variables Climáticas y Sanidad Agropecuaria durante el 44º Foro de Aplicación de los Pronósticos Climáticos a la Seguridad Alimentaria y Nutricional. Una actividad que se desarrolló -en modalidad virtual el 21 de julio de 2021 y en la que participaron técnicos de los institutos de meteorología de Centroamérica, directores regionales del OIRSA y otros funcionarios del Organismo.

En base a los pronósticos climáticos de agosto a octubre 2021, en la mesa de Variables Climáticas y Sanidad Agropecuaria se analizaron los riesgos que se pueden tener para la Salud Animal, Sanidad Vegetal y la Inocuidad de los Alimentos, brindando, a la vez, recomendaciones prácticas en términos de prevención, manejo y adaptación.

Los servicios meteorológicos de Centroamérica pronosticaron lluvias dentro del parámetro histórico en la mayoría de la región. Solo se contemplan precipitaciones arriba del promedio en la zona fronteriza de la República de Guatemala con México; El Trifinio en El Salvador; los departamentos de Atlántida, Colón y Francisco Morazán de Honduras; el Pacífico de Costa Rica; y Veraguas y tierras altas de Panamá. Asimismo, prevalecerá la fase Neutra del Fenómeno El Niño. Hay alta probabilidad de que un nuevo episodio de La Niña se desarrolle en octubre.

En ese sentido, los principales riesgos en Salud Animal están asociados a que las lluvias favorecen el desarrollo de parásitos y aumenta la proliferación de vectores. Es necesario proceder a la vacunación de todos los animales, reforzar las medidas de bioseguridad básica en granjas y la vigilancia epidemiológica para encefalitis equina.

Por su parte, en Sanidad Vegetal, los principales riesgos están asociados al aumento en las precipitaciones. Esto constituye un factor para el incremento de las poblaciones de insectos, hongos y bacterias que afectan a las plantas cuando la humedad relativa incrementa por las lluvias. Es importante la vigilancia de la langosta centroamericana; roya y broca en café; las pudriciones radiculares en frijol y el complejo de mancha de asfalto en maíz.

El 19 de julio de 2021, el director ejecutivo del OIRSA, Efraín Medina, también participó en la inauguración del 65º Foro del Clima de América Central junto a la secretaria ejecutiva del Comité Regional de Recursos Hidráulicos (CRRH), Berta Olmedo; la directora del Programa de Sistemas de Información para la Resiliencia (PROGRESAN-SICA), Patricia Palma; entre otros.