El Salvador: MAG y OIRSA unen esfuerzos para garantizar inocuidad de alimentos importados

El Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG) y el OIRSA trabajan en el fortalecimiento de las capacidades institucionales públicas para la mejora continua y permanente de los sistemas de inocuidad de alimentos y la modernización que se demanda en los mercados internacionales.

Miércoles, 2 de febrero de 2022. El ministro de Agricultura y Ganadería de El Salvador, David Martínez, realizó una visita de trabajo al muelle de carga en el punto fronterizo El Amatillo, La Unión, para conocer de primera mano los procesos de exploración que se realizan en productos importados de origen animal y vegetal, entre estos los lácteos, y así determinar el cumplimiento de las normas nacionales e internacionales de inocuidad.

La visita de trabajo se efectuó el pasado 20 de enero de 2022 y en la misma participaron el director regional de Inocuidad de los Alimentos del OIRSA, Raúl Peralta, y el director regional de Servicios Cuarentenarios (A.I.), Iván Hernández, quienes profundizaron en el proceso de inspección de los productos.

“Es importante tener un equipo sólido, que tenga amplio conocimiento técnico para mejorar nuestros servicios en frontera (…) vamos a ser más ágiles en todos los procesos que se realizan. Vamos a muestrear de lunes a domingo y las respuestas ser más rápidas; vamos a aliarnos con OIRSA para que la operación sea más eficaz”, puntualizó el ministro Martínez.

A su vez, el titular de la cartera de Agricultura y Ganadería detalló que la recopilación de información en el punto fronterizo responde a la modernización del MAG, cuya administración busca agilizar los tiempos para lograr un mejor flujo del comercio internacional, de productos y subproductos agropecuarios y, en general, de todos los servicios que ofrece la cartera que preside.

“Estamos cumpliendo los plazos para la inspección de los productos para garantizar la inocuidad de los alimentos”, dijo el ministro Martínez, al asegurar que la respuesta de los muestreos, regularmente, tarda nueve días para determinar el cumplimiento de la Ley de Sanidad Animal y Vegetal.

En ese sentido, aseguró que se está velando por la salud de los salvadoreños, ya que dicho progreso está acompañado de una apuesta estratégica para redoblar esfuerzos en los laboratorios fronterizos y detectar la mercancía contaminada o adulterada.